Escuelas públicas católicas en Canadá

Tue, 30 Apr 2019

Estudiantes internacionales y las escuelas católicas financiadas públicamente en Ontario.

Por Jeff Myers, Director de ventas y estrategia académica en CISS MLI.

El interés en el sistema educativo público en Canadá está creciendo año tras año, ya que cada vez más estudiantes internacionales y sus familias consideran cursar sus estudios secundarios en el extranjero. En comparación con destinos más tradicionales para estudiantes internacionales como el Reino Unido y los Estados Unidos, Canadá ofrece una educación pública segura y de muy alta calidad, junto con la calidez, la cortesía y la abundante belleza natural por la que destaca este país. La reputación es bien merecida; Canadá ocupa el primer lugar entre los países de habla inglesa según el estudio comparativo semestral de la OCDE sobre los sistemas de educación pública, PISA. Canadá obtiene altas calificaciones en las tres categorías de asignaturas evaluadas por PISA, estas son lectura, ciencias y matemáticas. Los estudiantes internacionales en nuestro sistema también pueden encontrar una filosofía educativa que valora la colaboración y la atención individual, en el que se considera cuál es la mejor manera de satisfacer las necesidades individuales de cada alumno. Para muchos, es un enfoque refrescante y centrado al alumno.  

Cuando se considera Canadá para estudios secundarios internacionales, tanto las familias como los estudiantes se dan cuenta rápidamente que tienen una variedad amplia de opciones, esto es en parte debido a que Canadá es una federación en la que cada provincia cuenta con su propio sistema educativo. Una de las opciones que encontrarán las familias en la provincia de Ontario son las escuelas católicas financiadas con dinero público. En este artículo, explicaremos brevemente por qué existen este tipo de escuelas y qué ventajas ofrecen a los estudiantes internacionales que consideran Canadá para su experiencia de estudios secundarios internacionales.

Mucha gente alrededor del mundo puede asociar la educación católica con instituciones privadas. Sin embargo, en Ontario (Canadá), las escuelas católicas son financiadas públicamente como el resto de los centros educativos. Para entender el porqué, debemos remontarnos a la historia colonial del país: cuando los británicos tomaron el control de Norteamérica a mediados de 1700, se encontraron con varias comunidades de habla francesa establecidas en todo el este de Canadá, desde Ontario hasta Nueva Escocia. La gran mayoría de la población francesa era católica, y sus escuelas nacientes eran operadas por la Iglesia católica. Sus nuevos gobernadores ingleses, por otro lado, eran anglicanos, pero decidieron permitir que las escuelas católicas continuaran educando mientras establecían un sistema paralelo para las familias inglesas recién llegadas y sus descendientes.

Si avanzamos hasta el 2019, la gran mayoría de las provincias, incluida Quebec, donde hoy en día concentra la mayoría de francófonos canadienses, han unido ambos sistemas de educación pública secular. Sin embargo, en Ontario, casi todas las comunidades de la provincia continúan manteniendo dos distritos escolares separados: Público regular (anteriormente el sistema anglicano) y católico. De hecho, en algunos lugares de la provincia con grandes poblaciones francófonas, pueden encontrarse hasta cuatro sistemas: inglés público, inglés católico, francés público y francés católico. Siendo la provincia más poblada de todo Canadá, no es de extrañar que el sistema de escuelas públicas de Ontario sea también el más completo del país. 

CISS MLI ha colocado estudiantes internacionales en escuelas secundarias y preparatorias canadienses desde hace más de 25 años y, en base a nuestra experiencia, la clave para el éxito es lograr relacionar a cada estudiante con una escuela y familia anfitriona que los mantendrá seguros, podrán satisfacer sus necesidades y les brindarán la experiencia de aprendizaje que están buscando. Frecuentemente recomendamos escuelas públicas católicas en Ontario, gran parte debido a que hay menos estudiantes internacionales en ellas y porque, más importante aún, la atención que brindan nuestros socios educativos al alumnado tanto local como internacional es excelente.

Las escuelas católicas creen firmemente que la educación tiene que abordar mucho más que solo las habilidades de lectura, matemáticas y ciencias. Los educadores católicos asumen como parte de su responsabilidad principal velar por el espíritu y el bienestar de cada estudiante, y el mismo sistema educativo está diseñado para colocar a los estudiantes en un camino moral que los convierta en ciudadanos del futuro para que contribuyan en su construcción. El mismo plan de estudios es un ejemplo de ello: aunque las escuelas públicas católicas generalmente siguen el mismo plan de estudios que la mayoría de los centros educativos, la gran mayoría de los alumnos llevan un crédito por año (ocho en total) en “Educación Católica”. En el nivel de bachillerato, estos estudios pasan a un nivel más filosófico donde se debaten temas relacionados a la justicia social, religiones en todo el mundo y la importancia de la caridad en la sociedad.

Dentro de los edificios escolares, los estudiantes internacionales encontrarán instalaciones muy similares al resto de las escuelas públicas. La mayor diferencia que pueden encontrar es la presencia de símbolos católicos y generalmente una capilla utilizada para misas estudiantiles y reflexión privada. En la gran mayoría de las escuelas católicas, el uniforme es necesario, pero generalmente es un atuendo casual, que va desde algo simple como una camisa pole y pantalones marrones. La administración y los maestros son en su mayoría de fe católica, pero están capacitados como maestros en las mismas instituciones de educación superior que las del sistema público secular. En nuestra experiencia recorriendo escuelas de Canadá, las escuelas católicas en Ontario también se destacan por sus excelentes instalaciones: edificios modernos y luminosos con espacios comunes y aulas bien diseñadas; clases equipadas especialmente para clases de artes y ciencias; y equipos cálidos y acogedores de maestros y orientadores educativos dedicados al éxito de todos los estudiantes, incluso al de los alumnos internacionales.

Algunas personas en Ontario creen que las escuelas católicas financiadas públicamente son una anomalía histórica y que ambos sistemas deberían unificase como sucede en la mayoría de las provincias. Las escuelas católicas de Ontario, por el otro lado, han sido capaces de preservar su relevancia en una era moderna, en parte por mantener los preciados valores de diversidad e igualdad del país, y por dar la bienvenida a estudiantes de cualquier fe o religión. Gracias a su enfoque en el desarrollo educativo y espiritual, las escuelas católicas han captado el interés de muchas familias de inmigrantes que llegan al país, independientemente de su religión. Al mismo tiempo, los maestros y administradores trabajan constantemente en la mejora de los resultados de los estudiantes. Los datos indican que, gracias a estas decisiones, han logrado tasas de graduación más altas, por lo que son consideradas escuelas de alto rendimiento.

En resumen, las escuelas católicas de Ontario ofrecen una excelente alternativa a las escuelas públicas tradicionales, incluso con algunos beneficios significantes. Independientemente de la fe o de los antecedentes de cada estudiante, el alumno que considere una colocación académica en una escuela católica canadiense debe pensar cuidadosamente si se sentirá cómodo durante su experiencia, ya que no es necesariamente la opción más adecuada para todos los estudiantes -y es por ello que contamos con una amplia lista de opciones para adaptarnos al perfil de cada estudiante y a sus necesidades- pero si está abierto a la idea, creemos que quedará impresionado con lo que las escuelas católicas públicas de Ontario pueden ofrecerle.

Para más información, contáctenos

LO MÁS DESTACADO DE LAS ESCUELAS

A continuación, se presentan algunas de las escuelas católicas que CISS ofrece y que están abiertas para la inscripción de estudiantes a partir de septiembre del 2020.

Se pueden aplicar limitaciones basadas en el dominio del inglés, la nacionalidad o el nivel de grado. 

Archbishop Denis O'Connor
Ajax, Ontario  (Toronto East Region)

All Saints 
Whitby, Ontario (Toronto East Region)

St. Joseph-Scollard Hall 
North Bay, Ontario

Ecole Secondaire Sacre-Coeur
Sudbury, Ontario
(FRENCH language school)

Mother Teresa
London, Ontario

St. Thomas Aquinas
London, Ontario

Holy Cross
Peterborough, Ontario
St. Peter
Peterborough, Ontario
St. Anne
Lakeshore, Ontario (Windsor suburb)
St. Joseph
Windsor, Ontario
Red Deer - Notre Dame CSS Notre Dame
Red Deer, Alberta
St. Joseph
Red Deer, Alberta

Aprenda más acerca de la educación católica en Canadá

Atrás

Subir